Calcinación de piedra caliza

Calcinación de piedra caliza

Horno de cal − la carga óptima ahorra costos

Mientras que en la producción de cemento la harina cruda es calcinada a clinker en largos hornos giratorios, la calcinación de piedra caliza se realiza fundamentalmente en hornos continuos verticales. Durante este proceso el horno se llena desde arriba y la piedra caliza calcinada se extrae por la parte inferior del horno. Un llenado óptimo es una condición importante para el funcionamiento eficiente del horno. Debido a las temperaturas parcialmente elevadas y a las duras condiciones de explotación, se requiere una técnica de medición fiable y capaz de soportar un alto grado de exigencia.

Medición de nivel sin contacto con VEGAPULS 68

Generalmente en el pasado se empleaban sistemas de medición radiométricos o sistemas de sondeo mecánicos para la detección de los niveles en el horno de cal, accionados mediante complicados sistemas hidráulicos. El sensor de radar VEGAPULS 68 es robusto y suministra niveles de medición fiables, incluso en condiciones extremas de medida imperantes en un horno de cal. Aunque la temperatura durante la carga del horno puede llegar hasta 200 °C (392 °F), no es necesaria ninguna refrigeración adicional. El sensor detecta la superficie de las piedras calizas con seguridad y suministra de esta forma datos importantes para la explotación segura del horno. La medición sin contacto no necesita mantenimiento ni servicio adicional alguno.

VEGAPULS 68
VEGAPULS 68
Medición sin contacto
Sensor radar robusto
Rango de temperatura hasta +200 °C (+392 °F)
Libre de mantenimiento